Epifanía de nuestra guía

9 comentarios

dgssgah

Hoy, hace un año mi hija Emma de 3 años murió en la UCI del Hospital Departamental de Villavicencio después de un accidente de ahogamiento en una piscina. Emma salió de la casa temprano en la mañana el 3 de enero, se fue para la piscina, un guardia le abrió la puerta, ella entró al área de la piscina y sin flotadores saltó al agua y se ahogó. Después del ahogamiento pasó 5 días en la UCI hasta que finalmente murió el 8 de enero. Las imágenes que tengo en mi memoria de estos días fatales en Villavicencio hace un año son una tortura. Estos cinco días yo le pedí y le rogué a Dios que me salvara a mi hija y estaba convencido de que Dios iba a hacer un milagro. Cuando Emma murió, mi corazón se rompió en mil pedazos, y no creo que estos pedazos se junten otra vez, pero una cosa he aprendido de este dolor y es que, si uno no busca consuelo en Dios, uno no encuentra consuelo. Yo sé que Dios se la llevó este día hace un año, y también sé que Dios se encargó de nosotros. En medio del duelo y de extrañar a Emma me hace feliz saber, que Dios realmente entró en nuestras vidas y nos consuela y nos ayuda, si lo permitimos.

Cuando Jesús estaba haciendo ayunas cuarenta días en el desierto el diablo lo tentó y le dijo que él lo adoraba, el diablo convertiría rocas en pan para que Jesús pudiera comer. Jesús, resistiendo la tentación de adorar al diablo por pan exclamó las famosas palabras que el hombre no vive sólo de pan sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. Este año ha sido un año de mucho dolor y mucha autocrítica, pero también ha sido un año milagroso y de mucho aprendizaje. Unas de las enseñanzas más importantes de la ida de Emma para mí es cómo vivir según la palabra de Dios. Para mí, siendo cristiano, la palabra de Dios siempre ha sido las escrituras de la Biblia, y como la mayoría de los cristianos del mundo, frecuentemente leo en la Biblia y trato de vivir según ella. Pero este año, después de la ida de Emma, me ha enseñado que la palabra de Dios también se encuentra en otras formas; se encuentra en los sueños, en las coincidencias extrañas que nos pasan en nuestra vida cotidiana, en las imágenes que entran en nuestra cabeza durante nuestras sesiones de oración y meditación, en las palabras de un sacerdote durante la misa o de un familiar o amigo en una reunión social etc. etc. Me he dado cuenta que nosotros estamos rodeados de la palabra de Dios y que nuestras vidas están saturadas de la palabra de Dios. Lo único que tenemos que hacer para verla es abrir nuestras mentes y nuestros corazones y aceptar que Dios nos da señales cada día para guiarnos en nuestras vidas.

Un ejemplo de cómo me llega la palabra de Dios ahora es por medio de los trucos que me ha hecho mi viejo celular. Yo no soy muy aficionado a la música. Por lo tanto, no uso mi celular para guardar ni escuchar música. Sin embargo, en mi celular tengo algunas canciones religiosas que me regalaron después de mi primer retiro de Emaús hace un año. Casi nunca las oigo porque por naturaleza prefiero el silencio sobre la música. Esta navidad he tenido que usar mi celular mucho y todo el tiempo me ha molestado. Muchas veces cuando he tenido que llamar, mandar mensajes, buscar algo en internet etc. en vez de prender la función que he activado, mi celular se ha puesto a tocar música, y cada vez ha sido la misma canción. La última vez que me pasó eso fue un día que había visitado a la hermana de mi esposa. Estaba en el parqueadero a fuera de su apartamento esperando a mi concuñado cuando de repente por el equipo de sonido de mi carro empezó a sonar música. Era música de mi celular. Muchas veces había intentado de conectar por Bluetooth a mi celular con el equipo del carro, y nunca me había funcionado, pero este día la conexión se hizo automáticamente y sin que yo la hiciera, y efectivamente en altavoz dentro del carro se puso a sonar las mismas letras de la misma canción: “Aunque estabas conmigo no pude entender, que estaba rodeado de tanto placer, de tantos motivos. Y de mi rutina tuve que salir para detenerme y verte sonreír y sentir mi vida. (El mismo cielo, Marcela Gandara).

Para mí, las señales con esta canción eran claras. Antes de la ida de Emma yo siempre estaba tan ocupado con trabajo, proyectos, preocupaciones y placeres que no tenía tiempo para Dios. Con la ida de Emma, salé de mi rutina y aprendí a vivir una vida más espiritual y más cerca a Dios. Ahora, un año después, estoy poco a poco regresando a mi vida antigua preocupándome más y más por el lado material de la vida y olvidándome del lado espiritual y el clímax en este regreso ha sido la navidad. Con todas las preparaciones, compra de regalos etc. nosotros cristianos tendemos a olvidarnos de la parte espiritual de la navidad, y eso también me pasó esta vez. Pero esta vez estaba consciente de que Dios me habla por medio de señales y por eso fui capaz de darme cuenta que Dios, por medio de las disfunciones de mi celular y una canción religiosa, me estaba llamando a regresar a Él en vez de dejarme capturar por la vida terrenal.

Hoy, un año después de la muerte de Emma, y el día de la celebración de la Epifanía del Señor en cual recordamos los tres reyes magos que se dejaron guiar por la estrella de Belén hasta que vieron la manifestación del amor de Dios, yo sé que mi estrella guía es la palabra de Dios y yo sé que Emma me la mostró. También se, que viviendo todas las horas del día y todos los días de mi vida en manera espiritual, puedo ver la luz de la estrella que me guía y vivo mi vida consciente de que Dios me guía por medio de su palabra, de su estrella. Hoy puedo decir que, al dejar entrar a Dios en mi vida, todo se me ha hecho más fácil. La vida fluye, el amor me rodea, los problemas se vuelven pequeñas piedras en el camino, las emociones son más fuertes, pero lo mejor de todo, es que soy plenamente feliz. Gracias a Emma, gracias a Dios.

Plural: 9 comentarios en “Epifanía de nuestra guía”

  1. Gracias por compartir tus palabras, tus sentimientos. Hemos vivido (por así decirlo) un poco este proceso tan duro que han atravesado, de la mano de sus historias. Ten la certeza, ténganla los dos, que han guiado y siguen guiando a todos los que los conocemos y leemos. Ustedes son ejemplo y testimonio del amor De Dios.

    Nuestro más sincero abrazo viaja a su lado. Los queremos y estamos orgullosos del hogar hermoso que han construido. Un fuerte abrazo de los 4!!

    Me gusta

  2. Solo gracias y gracias de todo corazón por sus palabras ; sin conocerlos los llevo en mi y presente en mis oraciones, mi chiquita también se llama Emma y tiene ahora cuatro, no lo sé, pero siento que vuestra Emma la cuida no lo sé … ni lo puedo exiclar … pero lo siento es raro … en todo caso de nuevo gracias de compartir suhistoria y hacernos reflexionan y crecer con ustedes .
    Un abrazo con el alma

    Me gusta

  3. Me da mucha alegría saber que la partida de Emma no fue en vano ,que después de un año,nuestras vidas sin diferentes,que dios ha entrado en nuestros corazones y que todo ese dolor poco a poco se va transformando en paz,en esa paz que nos enseña a olvidarnos de tanta lucha para ver la vida con ojos diferentes,encontrando amor y bondad donde antes no lo veíamos .Que Dios los bendiga y Emma nos acompañe siempre

    Me gusta

    1. Es muy cierto lo que dices. Siempre tendemos de pensar que la muerte es lo peor que puede pasar. Yo creo que se debe a que nostros normalmente ponemos mucha importancia a la vida terrenal y poca a la vida espiritual que vivimos despues de nuestra muerte.
      Cuando has perdido un ser tán querido como una hija vives el resto de la vida pensando en la vida despues de la muerte. Por lo tanto empiezas a poner mas importancia en la vida espiritual y menos en la vida terrenal y asi pierdes el miedo y el dolor que la murrte antes te causaba.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s