Viajar ligero, vivir simple

2 comentarios

En estos días, he estado preparando mi viaje para regresar a mi vida anterior. La vida en la que vivía antes de que mi mundo girara al revés. Ahora que he escuchado la teoría del giro de los polos, creo que en mi caso eso fue lo que sucedió. El norte se convirtió en el sur, amigos se volvieron distantes, desconocidos se volvieron grandes amigos y todos los bienes por los que he trabajado tantos años, perdieron su valor.

Hace poco descubrí que mi esposo en las noches se quitaba la camisa y el pantalón que usó en el día y lo ponía en una bolsa. Después de varios días viendo la misma escena le pregunté: ¿Qué haces? y me respondió: “Estoy reduciendo mi equipaje y viviendo la vida simple”. Me di cuenta que cada día cuando se quitaba la ropa del día, la botaba a la basura . Quería llegar hasta el punto de tener sólo 5 cosas de cada pieza y así no tendría que cargar con tanto en nuestro viaje. Aproveché para recoger esa ropa y se la di a alguien que la puede usar. El universo nos da y así mismo tenemos que soltar y dejar las cosas que no usamos para que alguien más lo disfrute.

Días después, leí que hay una corriente seguida por famosos y ricos que se trata de tener 30 artículos en tu armario. Los puedes mezclar entre ellos y vivir con eso, así es más fácil cuando tengas que empacar. Traté de hacer lo mismo y empecé a sacar tantas cosas que tengo y que no uso o no necesito y por fin entendí el verdadero sentido del término “limpiar la casa”. Esto no es barrer, aspirar o trapear, sino se trata de desocupar, de dejar ir, de soltar, de quitarte apegos a cosas materiales. Es una liberación.

Cuando haces este experimento, tu mente también se desocupa, las ideas se vuelven más claras y nuevas cosas empiezan a llegar. Solamente ver la sonrisa de personas que pueden disfrutar de algo que tu ya no necesitas, es gratificante y bueno para tu alma. No se trata de sacar basura, se trata de entregar esas pequeñas cosas que quieres y que te costaron, pero en realidad no son necesarias. Quién necesita un ipad cuando tenemos teléfonos inteligentes y computadores? Lo tuve, lo disfruté, lo entrego y alguien más será feliz por un momento.

La vida simple se trata de tener poco y disfrutar lo poco que llega a nuestra vida. Así nos sentimos livianos y nuestro equipaje será ligero. Me refiero al equipaje que cargamos con nosotros cada día en los hombros, en la conciencia, en los pensamientos, en el alma. Entre más atrapamos y nos apegamos a las cosas o personas o situaciones, menos oportunidades de disfrutar cosas nuevas llegarán a nuestras vidas.

Hoy tengo el alma tranquila, mis pensamientos desocupados, menos desorden y viajo con un equipaje ligero. Agradezco una vez más a Dios y a la vida por los regalos que me ha dado y por las personas que manda a enseñarme lecciones. Hoy agradezco sobre todo por mi esposo, que es mi mejor maestro y que cada día me enseña a ser más feliz.

Plural: 2 comentarios en “Viajar ligero, vivir simple”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s