Dejando ir

Un comentario

Hoy me desperté con una canción en la cabeza, en realidad era la canción favorita de mi hija Emma, la cual cantaba con mucha pasión. La canción “Let it go” de la película Frozen, la he repetido y repetido en mi cabeza y he analizado cada frase que dice, sintiendo que ella tenía un mensaje para darme con esta canción. “Soy esa en el viento y el cielo” es justo lo que pensé cuando ella se fue, Emma está en el viento, en el cielo, en las flores, en los árboles, en todo lado.

En mi proceso de duelo, he escuchado cosas que antes no había escuchado en mi vida. O tal vez sí las había escuchado pero no lo entendía, o simplemente no me importaba.  “Entrega tus problemas a Dios” o “Si tienes algo que te atormenta, suéltalo”. Algunas personas también me recomendaron que la dejara ir, pero no entendía cómo si ella ya se había ido.

Poco a poco fui entendiendo que muchas veces queremos atrapar a las personas que tenemos, así como a un canario en una jaula, en vez de darles la libertad y que escojan su camino y decidan estar con nosotros o no estar. Dejar ir es algo que nos da miedo, pero también nos da libertad y sabremos que el que está con nosotros, está plenamente.

No solamente lo hacemos con las personas, sino con cada situación en nuestra vida. Yo soy o podría decir “era” de las personas que quería tener control sobre cada situación en mi  vida; en el trabajo, con mis hijos, con mi esposo. Además planeaba y planeaba el futuro de manera obsesiva. Cuando las cosas no salían como las había planeado, sentía frustración. ¡Qué estupidez, si no podemos controlar todas las situaciones que vivimos! Planear el futuro no nos deja disfrutar el día de hoy y nada nos garantiza que todo saldrá como lo esperábamos. A veces será mejor, a veces diferente, a veces nada cambia, otras veces el cambio es radical.

Ahora me doy cuenta qué significa dejar ir, o soltar, o entregar una situación a Dios, como sea que se llame. Se trata simplemente de la aceptación de que todo lo que llega a nuestras vidas, así tenía que ser. Si algo ocurre de un modo, así iba a suceder y no hay que gastarle energía a eso porque no podemos cambiar el pasado.

Si tenemos un problema, lo mejor es no verlo como un problema porque dará vueltas en nuestra cabeza sin encontrar solución. Cuando dejamos de pensar en eso y confiamos en que recibiremos una respuesta de nuestra propia intuición, hasta el nudo más apretado se soltará solo. Nuestro universo es perfecto y siempre todas las piezas vuelven a estar en orden.

No importa lo difícil que sea la situación que estamos viviendo, si soltamos las riendas, aceptamos lo que vivimos y somos felices, nuestra paz interna será inalterable. Ahora puedo decir que lo he probado y dejar de pensar o buscar solución a las cosas me ha liberado de sentimientos tan absurdos como el estrés y la preocupación. La vida fluye como un río, trayendo lo que necesitamos en nuestra vida. Sólo hay que confiar y hacer lo mejor con lo que recibimos. Si del cielo te caen limones, haz limonada.

Si dejamos ir, seremos libres. Ese es el mensaje que mi pequeña Emma me dejó y que me ha enseñado a ver la vida de otro color. Mi hija ha sido mi maestra y nunca en mi vida había aprendido tanto como lo he aprendido en estos seis meses desde que ella partió a su mundo espiritual.

Esta mañana, alguien me escribió pidiéndome “Ayúdame a seguir viviendo, mi esposo y mi hija partieron el mismo día”. Este es el mensaje: Acepta lo que llega en tu vida, entiende que hay un plan perfecto para ti, confía en que el dolor trae enseñanzas inimaginables y entrégate a la voluntad divina porque Dios te ama. Confía en que los volveremos a ver y utiliza ese amor que te sobra para dárselo al mundo entero porque siempre hay alguien que necesita un poco de tu amor.

“Mi poder es una ráfaga desde el aire hasta el suelo

Mi alma se vuelve espiral en fractales congelados por todos lados

Un pensamiento se cristaliza como una explosión glacial

Nunca voy a regresar, el pasado está en el pasado”.

 

Singular: 1 comentario en “Dejando ir”

  1. Solo hay que entregarse a la vida aprendiendo a confiar porque todo es perfecto todo es como debe ser,todo pasa cuando debe suceder”Eso dice la canción de Ferra

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s