Herencias transgeneracionales

No hay comentarios

Esta semana me encontré con una persona que ha estudiado las herencias generacionales que cargamos en nuestras vidas y me puso a pensar en que mi familia tiene una historia ancestral muy extensa y nunca he buscado qué hay detrás de todo esto.

Desde Vikingos hasta Muiscas; bárbaros y guerreros; conquistadores y colonizados. Cuántas generaciones y cuántas historias han pasado a través del tiempo antes de llegar a mi frutos, o sea mis hijos. Ahora me pregunto si nosotros cargamos herencia de todos aquellos nuestros antepasados que han vivido, han muerto y han dejado una huella en este mundo y tal vez en nosotros mismos.

Hay historias en las familias que se repiten de generación en generación y muchas veces estamos tan conectados con uno de nuestros antepasados, que repetimos las huellas que dejaron en su vida. Podemos seguir la misma carrera, las mismas tendencias y no nos enteramos de que algunos patrones se han repetido exactamente, porque ignoramos qué ha pasado antes de nosotros. Puede ocurrir que tenemos el nombre de un abuelo, o la misma fecha de nacimiento o nos parecemos físicamente a ellos y vivimos vidas similares. ¿Es la historia en realidad circular?  ¿Tenemos la capacidad de empezar desde cero y darle una nueva corriente a nuestras próximas generaciones?

Una linda historia de la Biblia es la de Abraham y Sara. Ellos fueron llamados a ser padres, aunque no creían que iban a serlo porque ya tenían una alta edad. Dios les dijo que tendrían tantos hijos como estrellas en el cielo. Aunque sólo tuvieron a Isaac, ellos fueron los padres del pueblo de Israel y Abraham es el patriarca del pueblo judío. El vio la destrucción de pueblos cercanos y tuvo la posibilidad de empezar una nueva herencia.

 ¿Cómo pudieron empezar con un nuevo pueblo? Tal vez, recibieron el perdón de Dios por los hechos de sus antepasados para poder empezar una generación libre de pecado. No hablo de pecado en el real sentido de la palabra, pero de todos las memorias genéticas que de alguna manera heredamos y cargamos con nosotros.

He mirado hacia historias de mis antepasados y he encontrado que anteriormente han habido muertes accidentales de niños, sobre todo en la familia de mi esposo. También he encontrado repetición de la misma historia de amor y desamor en diferentes generaciones. No sé si los eventos grandes o el evento más doloroso en mi vida, el cual fue la muerte de mi hija, puede ser un factor repetitivo de mis antepasados. Esto que los hinduistas y budistas llaman “deudas kármicas.” No se si esto exista o sean sólo coincidencias familiares, pero quisiera empezar de cero, sanar todos los hechos realizados por mis antepasados, purificar eventos que han causado trauma en mi vida, en la de mis parientes o en cualquiera que esté en mi círculo.

Esta reflexión me ha provocado emociones muy fuertes y he decidido someter mi vida pasada a un proceso de sanación interna y reconciliación conmigo misma, con Dios y con las fuerzas del universo.

Ya que he empezado una nueva vida después de que Emma se fue al cielo, quiero limpiar cualquier herencia buena o mala de mis ancestros y arrancar desde cero. Quiero que mis obras en esta vida sean las herencias para mis hijos y los hijos de mis hijos. Y para eso tengo mucho trabajo por hacer. El perdón, el amor y la honestidad son los valores con los que quiero que mis hijos se identifiquen. Juzgar, criticar, envidiar solamente nos causa daño a nosotros mismos y aunque como humanos lo hacemos, también podemos evitarlo porque cada persona esta viviendo una experiencia terrenal así como nosotros mismos.

Este camino no es fácil, se trata de aceptarse uno mismo y dejar vivir en libertad a cada ser humano. Los premios más hermosos de la vida son los que hemos recibido después de una gran lucha y el reencontrarnos con nosotros mismos y aceptar lo que pasa a nuestro alrededor es la lucha que nos llevará a tener una vida más feliz espiritualmente.

Por eso pido al poder divino perdón por cualquier ofensa que mis parientes o antepasados hayan hecho por pensamiento, palabras o hechos. Le pido a Dios que sane y purifique las memorias de mi pasado y que me de la oportunidad de empezar a construir nuevas memorias y hechos para el bien de mi familia, de mis parientes, de mis amigos, de mis hijos y de todas las personas que se crucen en mi camino de ahora en adelante.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s