Vi la luz al final del túnel

9 comentarios

Ah, Life is a piece of shit” (la vida es un pedazo de m…), dice mi esposo de vez en cuando. Suena muy negativo, pero lo entiendo. Y es que perder un hijo te hace perder el sentido de todo, hasta de tu propia vida. Te deja sin raíces, sin esperanzas y sin perspectivas de un futuro. Sin embargo, no todo es negativo y sí, hay una luz al final del túnel oscuro.

Un amigo me decía; ” Toda situación en la vida tiene dos lados,” “Tú tienes que mirar el “bright side” (lado positivo) de esta situación. Claro, mi amigo no tiene hijos, fue lo primero que pensé y él de ninguna forma podría entender el vacío que se siente, pero igual decidí escucharlo y buscar esa luz.

Buscando la luz en la relajación profunda

Cuando sucede un episodio cosmológico, es decir, cuando nuestro universo cambia tan repentinamente, empezamos una búsqueda de ayuda constante: terapias, psicólogo, grupos de ayuda, religión, etc.

Un día asistí a una terapia de relajación, en donde la terapeuta, por medio de algunos instrumentos, desconocidos para mi, me llevó a un estado de profunda relajación. En un momento me indicó que abriera mi corazón y que viera la luz que viene dentro de mi y la llevara hasta mi cabeza.

Cuando hice lo que ella me indicó, todo se iluminó de tal manera que pensé ¿Por qué razón ella enciende una lámpara encima de mi cabeza?. Yo tenía los ojos cerrados, no había ninguna lámpara, pero la luz era intensa. Era mi luz interna o tal vez la luz al final del túnel, que aquellos que han tenido experiencias cercanas a la muerte describen.

En medio de esa luz aparecía una cavidad de color morado, que cambiaba de forma. Podía mirar dentro del hueco y veía un árbol, como si hubiera vida atravesando esa puerta. Sí tal vez era una puerta hacia el más allá o la puerta al cielo. Traté de ir hacia esa puerta, había algo muy atractivo allá y le pedí a mi hija que me llevara con ella a ese lugar, pero no lo logré, aquí estoy todavía.

Desde hace mucho tiempo, he soñado con ver una luz, la luz más linda, la Luz del Norte (Aurora Boreal). Viví muchos años en un país nórdico y hasta ahora no he podido ir a verla, pero sé que voy a ir pronto a verla. Por eso, utilicé una foto de la aurora boreal como la foto de portada de este post. Esta foto representa la imagen que vi en ese momento. No es exactamente así lo que vi, pero sí es muy parecido.

La luz día a día

Hay una luz cada día en nuestras vidas y es el sol, es la luna, son las estrellas y todos los fenómenos tan espectaculares que hay en el universo, pero que olvidamos observar porque siempre están ahí. Y cuando los miramos, descubrimos otra vez que el universo es perfecto y que esos fenómenos sirven para darnos paz. Ayer el sol cayó en la tarde, lleno de colores intensos, rojo, anaranjado, violeta. ¡Qué hermoso es volver a apreciar las pequeñas cosas!

El lado positivo

Emma se fue, pero dejó muchas cosas buenas en mi vida. Entre esas, el regreso de mi espiritualidad; mi reconciliación con Dios y con mi fe; el entendimiento del amor al prójimo y excelentes hábitos de lectura. Hoy hice una rápida cuenta. En dos meses he leído 9 libros, entre ellos “El libro tibetano de la vida y de la muerte“, que es tan grande como una Biblia. Tal vez nunca había leído tanto en toda mi vida.

Muchas nuevas personas han entrado a mi vida. Nunca hubiera conocido a estas personas si no fuera por aquel suceso que acabó con mis sueños por un momento. Las personas que han llegado a mi han sido tan especiales, que no entiendo por qué no las había conocido antes. Ellas eran parte de mi universo. Amigas espirituales unidas por una fe y por una medallita; madres que también han perdido hijos y me dan lecciones de fortaleza y de valor y otras que se han acercado a mi para poner su habilidades (tecnológicas) a mi servicio.

Servicio a los otros

Hablaba con una de mis grandes amigas un día y le pregunté ¿Qué de bueno puede venir después de haber perdido a mi Emma? y cuando me contestó, creo que el Espíritu Santo la poseyó por un momento porque no sonaba como la persona que conozco hace más de 10 años.

“Tal vez tendrás la oportunidad de ayudar a niños que han sufrido de abuso y violencia sexual, eso no te devolverá a Emma, pero te dará mucho más”. Perdón, reaccioné ¿Puedo hablar con Sandra otra vez?

Días después pensé, todo se hizo claro. Yo he trabajado anteriormente con este tema; siempre he querido ayudar a otros, especialmente a niños y tengo experiencia y conocimiento para hacerlo. Mis sueños no se han terminado. ¡Voy a usar mis talentos hacia el servicio a otros! Otra vez vi la luz.

Plural: 9 comentarios en “Vi la luz al final del túnel”

  1. Lili!! Me alegra saber que estés encontrando esa luz que te fortalece, y que te da un nuevo sentido a tu vida. Eres una persona que siempre ha estado capacitada para asumir ese reto… adelante con tus proyectos..
    Un abrazo.

    Me gusta

  2. Que hermoso leer tu post. Eres una gran mujer y Emma debe estar orgullosa de ti. Te admiro muchísimo.

    Amo haberte conocido, le doy gracias a Dios.

    Me gusta

  3. .. Una de las situaciones difíciles en la vida es aceptar la muerte de un ser querido porque además de estar unidos por el afecto emocional y sentimental, también estamos atados al afecto físico, al abrazo o un beso de cariño, risas, juegos, llantos…
    Desprenderse de un ser querido, cualquiera que fueran las circunstancias de su cese es un sentimiento doloroso pero que a la vez nos permite como una película, recordar los momentos especiales y momentos buenos que hemos vivido con esa persona. Ahora es tu momento, aprenderemos de ti!!!

    Me gusta

  4. Siempre aun en los momentos mas difíciles hay una luz al final del túnel ,pero a veces estamos tan preocupados y tan ocupados que no nos permite verla ,cuando estemos en paz con nosotros mismos ,cuando estemos livianos de tantas cargas y tengamos fe podremos encontrar la luz que buscamos .Se que pronto la vas a encontrar pues haz demostrado una fortaleza admirable.

    Me gusta

  5. Doy gracias a Dios y a la sobrina que me abrió la posibilidad de buscar consuelo, al leer y releer estos escritos.
    El mes de diciembre estuvo lleno de mensajes, que comprendí después del 1 de enero cuando mi hija se durmió en el Señor.
    Gracias por este gran apoyo que nos proporciona, Dios la bendiga.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s