Ángeles, perros y guardianes

13 comentarios

En el mundo hay tantos misterios, que son inexplicables. Hay muchas cosas que nunca podremos entender. He recibido mensajes de personas que experimentaron situaciones parecidas a la nuestra, incluyendo los avisos, los sueños y todo lo que mencioné en mi post  “Diciendo adios”.

Una cosa para mi es clara, hay una fuerza externa, superior y yo la he sentido cerca a mi, es Dios. Y aunque a veces quisiera pelear con él y preguntarle ¿por qué? también comprendo que cuando estoy en paz con él, estoy en paz con el resto del mundo y conmigo misma.

El día de su partida

Aquel día, los niños se levantaron un poco más temprano de lo normal, estaban inquietos por ir a la piscina y empezaron a tratar de inflar sus flotadores. Andaban por la casa jugando, subían y bajaban y se preparaban para ir a nadar, como casi todos los días. Emma me pidió que le pusiera el vestido de baño y aunque yo le dije que todavía no era el momento, ella me insistió y yo se lo puse. Ni siquiera me había dado cuenta que a esa hora, la piscina todavía estaba cerrada. En verdad, todavía no era el momento.

Mi esposo salió al carro a buscar algo, mientras yo acababa de descubrir que se habían acabado los pañales para mi bebe, y que tenía que cambiarla ya. Subí las escaleras para ponerme un vestido y cuando bajé, encontré a mi esposo, preguntando, ¿dónde está Emma?

El corazón se me salió del pecho cuando no la vi. Nuestro hijo mayor dijo que se había ido a la piscina. Corrimos y encontramos su ropa en la puerta, una puerta, que una niña de tres años, no puede abrir sola. La encontramos en la piscina once minutos muy tarde. Nos dimos por vencidos, nuestro universo se había destruido, pensamos que ya no había nada que hacer. Algunos vecinos llegaron y alguien, no recuerdo quién, la revivió.

De nuevo la esperanza

Nos volvió el aliento, fuimos al hospital, oramos por su salud por cinco días, pero Emma se había ido ese día en la piscina. Ya se había tomado esa decisión, ella iba a partir de este mundo y aunque yo pensé que un milagro la iba a salvar, también tenía miedo que las visiones que habíamos tenido eran su forma de decir adiós. El milagro nunca sucedió, Emma se fue.

Esto es un viaje

Cuando regresamos a la casa, nos entregaron la ropa que ella había dejado en la piscina. Durante su sube y baja, ella había preparado su viaje. Había ropa y cosas, que normalmente no llevábamos a la piscina. En su inocencia de niña, dijo “Esto es un viaje” y hizo su maleta, salió de la casa y se fue sola. ¿En realidad estaba sola? Algunas veces pienso que alguien o algo la estaba guiando. He vuelto a ver fotos de los últimos días y he encontrado su mirada dispersa, como si viera algo o alguien que yo no podía ver.

Ella nunca salía sola sin su hermano, pero ese preciso día, ella tenía claro qué era lo que tenía que hacer. Una mujer adulta la vio, dijo que iba cantando, feliz, pero no pensó en que una niña pequeña no va a la piscina sola. Alguien le abrió la puerta, después supimos que fue el mismo guardián del conjunto, que tampoco pensó claramente en lo que estaba haciendo al dejar a una niña entrar sola a la piscina. Ninguno de ellos tiene la culpa, este viaje estaba predeterminado. Tal vez alguien más los hizo actuar de la forma como actuaron todos. Tal vez un ángel guardián la acompañó en su camino.

Hablando con Dios

En los días en que Emma estaba en el hospital, yo sentí la fe que nunca en mi vida había sentido, sentí una conexión directa con Dios. Cada noche, a la hora de irme a dormir, rezaba, mientras sentía que levitaba y alguien me hablaba en mis sueños, como si me relataran una historia. Esa sensación sigue presente ahora.

Un día en el hospital, vi unos indígenas, que tenían a su hijo en cuidados intensivos a causa de un dengue hemorrágico. Esa noche, entre sueños, alguien me contó sobre “Los Iguanos“, la voz decía: “Son una tribu indígena que vive en el Orinoco, se llaman Iguanos por su cercanía a la naturaleza y sobre todo a las iguanas.”

Al día siguiente, traté de hablar con estos indígenas, pero eran personas muy calladas y no logré hablar con ellos. Sabía que había un mensaje de algo que tenía que hacer, pero no lo entendí.

Solamente un día después de la muerte de Emma, cuando ya había regresado a Bogotá, mi esposo me contó que cuando estaba haciendo los trámites de la salida del cuerpo de mi hija, escuchó a una persona diciendo que el indígena, “El Iguano”, que también había perdido a su hija, no tenía dinero para pagar un transporte funerario para llevar al cuerpo de su hija hasta el lugar donde él vive y que estaba tratando de recoger el dinero. Dios me había hablado, me pedía que ayudara a esta persona.

El valor del transporte era insignificante. Supe inmediatamente, que tenía que enviarle ese dinero, para que pudiera enterrar a su hija allá donde él vivía, con sus rituales y así podría despedirse dignamente de ella como cualquier padre debería poder hacerlo. Nunca supe más de aquel hombre, pero confío que el dinero llegó a buen tiempo.

¿Cuándo viene Emma?

En aquellos días de desesperación, nuestro hijo nos preguntaba, ¿Cuándo viene Emma?

Mi esposo le dijo un día en la mañana que ella iba a regresar y que él le había prometido a ella, que cuando regresara, le compraríamos un perro blanco para que ella jugara con él.

El perro se iba a llamar “Dany Dog”, creo que así se llama el perro de Peppa Pig. Pensé, “Mmm bueno, no me gusta tanto el color blanco para un perro y seguro que a uno de nuestros buenos amigos, no le gustaría que le pusiéramos su nombre a un perro.”

El perro blanco

Esta es una de las historias favoritas de algunas personas que han escuchado mis relatos. Después de hablar con nuestro hijo, bajé a desayunar. Estaba en el comedor comiendo cuando Simón me grita “Mamá, acabo de ver un perro blanco, ven”. Paré mi desayuno y subí detrás de él. Pensé que me iba a mostrar un perro desde el balcón. No fue así. El perro blanco estaba metido en la casa, saliendo de nuestra habitación. La puerta de entrada estaba cerrada, el perro saltó por el balcón, subió las escaleras y llegó a nuestra habitación, la olió y se paró en la mitad de la casa mirándonos, como si lo estuviéramos esperando.

Mi esposo y yo lloramos y pensamos: ” Emma va a volver”. El perro pertenecía a una vecina, aparentemente se confundió de casa. Emma dijo adiós una vez más. Ella amaba los perros, le gustaba seguirlos. ¿Será que fue la visión de un perro que la guió a la piscina? ¿Será que un perro es su ángel guardián? ¿Será que estoy perdiendo mi cabeza? No sé, pero la presencia del perro, siguió apareciendo en nuestras vidas.

La mariposa

El día antes de su muerte, una mariposa muy grande se posó en la pared del balcón de la casa cuando nosotros empezamos a rezar el rosario. La mariposa se fue cuando terminamos de rezar. Mi madre y una tía estaban en desacuerdo. Una decía que la mariposa trae buenas noticias y la otra decía que la mariposa avisa la muerte.

larvaSiempre me gustaron las mariposas, pensaba que eran como mi símbolo. Me identifico con ellas. En realidad son señal de la transición de un cuerpo oscuro y sin gracia a un ser lleno de color y fantasía. Eso es en lo que nuestra alma se convierte al salir de nuestro cuerpo, un ser multicolor, con mucha luz.

Hace unos días, una amiga me regalo esta crisálida. Dijo que se convertiría en una linda mariposa y la podría dejar volar. Yo la veo un poco perezosa. ¿Será que llegará a ser una hermosa mariposa? ¿Ustedes qué dicen?

Plural: 13 comentarios en “Ángeles, perros y guardianes”

  1. Lili tu alma ya está llena de luz y fantasía aún sin salir de tu cuerpo.
    Muchas muchas gracias por escribir lo que escribes, me llega directo al corazón.
    Siempre que te leo lloro porque recuerdo el momento, el día, la situación y el dolor vuelve, pero me fascina La Paz que siento en ti aunque sé perfectamente cuànto dolor hay en ti.

    Un beso te, te quiero.

    Me gusta

  2. Lili, muy lindas tus palabras y muy lindo como escribis….eres una persona iluminada por Dios y te admiro mucho por todo lo que estas haciendo, no tienes idea lo cuanto ayudas a personas que sufren tu mnismo dolor y no han encontrado la manera de sanarlo. TE quiero y espero que te contactes pronto con nosotras. Te estamos esperando!! Un fuerte abrazo, Claudia Pacheco.

    Me gusta

  3. Lili a pesar de tu gran dolor, por medio de lo que escribes nos das a todos una gran enseñanza de lucha, perseverancia, ayuda al prójimo, amor , fe , esperanza. En fin cada frase que leo me hace querer luchar por ser cada día mejor persona de lo que soy. De tener una misión de ayudar del diario al prójimo. De que mi existencia en esta tierra sea de gran ayuda para muchas personas. Me fascina tu espiritualidad y estoy segura que tu ángel Emma lo heredó de ti. ❤️ Cuando fuí tu amiga en Colombia siempre me pareciste una linda persona. Y hoy en día me siento orgullosa de ser tu amiga por qué estás ayudándonos a todos a sentir paz y armonía en nuestras vidas. Te quiero mucho y espero algún día nos volvamos s ver. Mientras te dejo este mensaje , el cual me costó mucho escribir, ya que tú escribes hermoso y sanas muchos corazones rotos con tus palabras. Que Dios te bendiga a ti y a tu familia 🙏🏻🙏🏻🙏🏻🙏🏻❤️❤️😇😇😘 tu amiga por siempre Adriana Posada Guarin.

    Me gusta

  4. Dime como puedo baja la imagen del ángel en un tamaño bien ampliada, para dejarla estampada en muro de mi casa. Sra. Estuve en el retiro Emaus y todos los participantes quedamos prendidos de Emma, de Ud. señora y de Tomas. La niña es un símbolo del más grande Amor de Dios. Me toco una experiencia similar a la de Uds., solo falto una milésima, La mano de Dios detuvo el auto y se apagó, a mi hijo le faltaba una semana para cumplir 2 años.

    Me gusta

    1. Gracias Alejandro. Qué alegría saber que hayas estado en el retiro y hayas podido escuchar nuestra historia. Tu sabes entonces cómo es este proceso de subidas y bajadas.
      Mi esposo te contacta para lo de la foto.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s